Sonidos de la Dieta Mediterránea, un recorrido instrumental

Hasta el 29 de septiembre puede verse en el Palacio La Audiencia la exposición “Sonidos de la Dieta Mediterránea” enmarcada en la 26 edición del Festival Otoño Musical Soriano y que está enfocada a los Instrumentos Musicales de las Comunidades Emblemáticas de la UNESCO de la Dieta Mediterránea (ver el pdf Paneles Sonidos Dieta Mediterránea en Soria y también el pdf Exposición Sonidos Dieta Mediterránea en Soria).

Para el director de la Fundación Científica Caja Rural de Soria, Juan Manuel Ruiz Liso, “la salud es la banda sonora de nuestra vida. Mantener una alimentación sana y equilibrada previene las enfermedades y garantiza que nuestro cuerpo funcione de manera armónica. Del mismo modo, la música es el eje fundamental del árbol de tradiciones de la Dieta Mediterránea, siempre presente en nuestras calles, reuniones, fiestas y bailes populares. La música combate la soledad y la depresión. Es una muestra de alegría que suele acompañar las reuniones y celebraciones de compañerismo y amistad. La música clásica y el baile son elementos especialmente benefactores para la salud en lo psíquico y en lo físico”.

Ruiz Liso indica que la dieta mediterránea, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, “no solo recoge la alimentación sino que también engloba la forma de vida y la cultura de los países y regiones que la conforman. El deporte y la cultura son elementos esenciales para entender este estilo de vida, tanto es así que esteblecen la base que estructura la pirámide tradicional de la Dieta Mediterránea”.

La Dieta Mediterránea constituye una valiosa herencia cultural que consta de una serie de factores que unifican a las regiones y países que lo integran. Chipre (AGROS), Croacia (HVÄR y BRAC), España (SORIA, Castilla y León), Grecia (KORONI), Italia (CILENTO), Marruecos (CHEFCHAOUEN), y Portugal (TAVIRA), comparten prácticas, tradiciones, símbolos y sonidos relacionados con la forma de recoger, cocinar, compartir y consumir los alimentos.