OMS 2009

Véase el pdf Programa del Otoño Musical Soriano 2009

Saluda del alcalde, Carlos Martínez

Corría el año 1993 cuando el Otoño Musical Soriano iniciaba la tímida andadura que impulsa cualquier comienzo. Hoy, tras dieciséis años avalados por el creciente eco obtenido en el panorama musical nacional, Soria da nuevamente cobijo a un ya maduro Otoño, cuya calidad y buen hacer obtiene como suele la mejor de las notas.

En esta su decimo séptima edición, este Festival por el que han pasado figuras de la talla de Monserrat Caballé, Ainhoa Arteta, Joaquín Achúcarro o Paco de Lucía, proporciona una vez más una cita inexcusable para los amantes de la música, quienes encontrarán motivos más que suficientes para aplaudir desde su butaca del Palacio de la Audiencia. Durante dos semanas, Soria se convertirá de nuevo en el escenario de un excelente programa, en el que brillan con luz propia los nombres de María Bayo, Ara Malikian o Michel Camilo, por citar algunos. Corcheas y semicorcheas reverberarán en la muestra, que este año tratará de arrojar a través del jazz o al tango una nueva mirada. El objetivo: hacer del certamen una cita más fresca, con la que poder atraer otros públicos al vasto universo de la música clásica.

Como siempre, el certamen se gesta una vez más al amparo de una figura clave, a la que Soria y los sorianos nunca estarán lo bastante agradecidos: el maestro Odón Alonso, sin cuya protección y batuta el Otoño Musical nunca hubiera sido posible.

A él y a todos ustedes… va dedicado.

Saluda del director musical, Odón Alonso

Desde hace pocos años se viene implantando la costumbre de incluir en los programas de los Festivales un “saluda” del Director del Festival. El Otoño Musical Soriano lo ha hecho en sus 17 ediciones aunque no sé si es adecuado este sistema ya que nuestro Festival no dura los días que van de su primer concierto el 10 de septiembre al último el día 24, sino que los responsables de la programación empezamos nuestro quehacer el día siguiente.

Y el Director no empieza su labor de recomendar, explicar, aconsejar, etc… en ese “Saluda”, sino en ese último tramo del breve, hermoso y entrañable Collado que viene de La Alameda y enfrenta la Audiencia con la intuición de que el río espera allí abajo obediente con las reglas de la orografía, la corriente que sortea Soria.

Es el mismo río pero las aguas son otras; el Collado es el mismo y la gente también es la misma por eso entonces ya he saludado felizmente a todos nuestros “parroquianos” y no nos queda sino darle una gozosa bienvenida a la música.

Si cada edición tiene su espontáneo subtítulo el de este año para mí debería ser divertido. Si toda obra de arte es divertida en el último fondo, digamos para…¿entendernos?…que hemos buscado entre lo más ingenioso de los genios…y si la gracia se encuentra allí donde la buscas… Haendel? Chapí? Beethoven? Piazzola?

Nos encontraremos buscándola ¡¡¡¡BIENVENIDOS!!!