OMS 2006

Véase el pdf Programa del Otoño Musical Soriano 2006

Saluda de la alcaldesa, Encarna Redondo

El Otoño Musical Soriano regresa a nuestra ciudad en su décimocuarta edición, para volver a deleitar los oídos de los amantes de la música clásica. La altísima calidad alcanzada en todas sus ediciones ha situado a Soria en el centro de la cultura musical y, entre los días 8 y 22 de septiembre, la ciudad se convertirá en un foco de interés constante para los aficionados a la música. En todas sus ediciones, el Otoño Musical Soriano ha querido conjugar varias  características que siempre han recibido el aplauso unánime de su público: la presencia de destacadas orquestas y primeras figuras solistas, la apuesta por la creación musical, el fomento de la cultura soriana y la incursión en otros géneros como el flamenco o el jazz.

Estos cuatro puntos cardinales han convertido al festival soriano en una de las expresiones culturales más destacadas en la perspectiva musical nacional, y durante la presente edición tampoco van a faltar. Monserrat Caballé y María Bayo

son sólo dos de esas primeras figuras, que en esta ocasión componen el elenco de artistas del Otoño Musical. En el apartado de orquestas podríamos destacar la Sinfónica de Castilla y León o la Orquesta de Valencia. El apoyo a la cultura soriana se aprecia este año en diversos aspectos, en el recuerdo a Oreste Camarca, en el Maratón Musical Soriano y muy especialmente en el “El Otoño de los Jóvenes” durante el que actuarán la Joven Orquesta Sinfónica de Soria y el Quinteto de Viento de la Banda de Música. Por lo que se refiere a la apertura hacia otros géneros, Pedro Iturralde explorará los horizontes del jazz.

A pesar de que es difícil concentrar tanta calidad y cantidad en sólo unos días, el Ayuntamiento de Soria continúa su esfuerzo por superarse en cada edición y en un año como el presente, en el que se celebra el 250 aniversario del nacimiento de Mozart, el Otoño Musical Soriano le rinde un particular homenaje, de la mano de uno de sus más geniales personajes operísticos: Papageno. Este singular protagonista de La flauta mágica será el hilo conductor de los conciertos dedicados al irrepetible compositor.

Desde estas líneas, quiero hacer expreso un sincero agradecimiento a nuestro queridísimo Director del Festival, Odón Alonso, y a todos los responsables de la organización del mismo, por el trabajo y la ilusión desplegados para su puesta  en marcha. El programa ha sido elaborado para conseguir el agrado de todos los sorianos, y aficionados a la música en general, por lo que se sólo me queda, invitarles a acudir al Centro Cultural “Palacio de la Audiencia” y disfrutar de las brillantes actividades musicales de esta XIV edición.

Un afectuoso saludo

Saluda del director musical, Odón Alonso

Wolfgang Amadeus Mozart, nació el 27 de enero de 1756 en Salzburgo, y murió en Viena en 1791. ¡Vivió 35 años! ¿Como puede una persona crear tanta genialidad?, ¿Cómo puede un ser humano -de vida tan humana como Mozart- escribir y producir personalmente, tanto sonido y con su ordenación absolutamente genial?.. Saber eso sería saber tanto… con poder explicar algunos instantes, sería bastante; más como explicar el comienzo de Don Juan, la introducción del Réquiem o la luminosa entrada del clarinete como un rayo divino entre las “nubes del cielo” que hace exclamar-mascullar a Salieri, “que C…..”. Yo intuyo dos fuerzas, esta vez no antagónicas. La flauta mágica coinciden la Reina de La Noche y Papageno, la genialidad desborda la radiante oscuridad de la Reina y la gracia impertinente e ingenia de Papageno…Pa-papa-pa, Papageno.

Por eso, los responsables de este Festival hemos escogido al lúdico, alegre, libre, independiente y enamoradizo antihéroe, vendedor de pájaros exóticosde los bosques austríacos, como el personaje que represente a Mozart en el homenaje del Otoño Musical Soriano (perdonen, por favor, que personalice tanto en este Saluda, que consigo escribir sólo cuando Jose Manuel entra en talante severo); soy el responsable del “Papageno sobrevuela Soria”, de nuestro subtítulo; Pero…yo…¡he visto a Papageno! Quizá en la Cuerda del Pozo,en uno de los amaneceres de ánades, garzas, grullas, somoromujos, águilas pescadoras y otros migrantes; sí, ¡lo he visto! Claro, que yo volvía entonces de Viena de grabar con la Sinfónica y había visto a Papageno en “La flauta”, en los bosques alguna migración de cisnes, la cabaña de Mahler -tan tan pequeña como la de la Dehesilla- y estaba tan impregnado de Mozart que me era imposible vivir sin él; por eso, el espíritu de Mozart sobrevuela los humedales, el auditorio y Soria.

Con todo, nuestro mayor interés está en el Maratón Musical Soriano, que si la primera vez supuso una deslumbrante revelación de tantos jóvenes intérpretes, cada año sirve para contrastar el duro trabajo de los 345 días que cuentan y no son másters o campamentos; y en el Maratón… Por cierto ¿dónde están nuestros compositores jóvenes?

Quiero saludar también desde Soria, al Festival Casals y la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico que, cariñosa y gentilmente nos han prestado la obra “Variaciones Papagénicas”, que yo encargué en la conmemoración de 1991, del 200 aniversario, a cinco compositores puertoriqueños sobre el tema de Papageno. Falta únicamente que la sensible poetisa de la naturaleza, Mónica Fernández Aceytuno, pusiera un acento sobre nuestros humedales.

Hoy, estrenamos aquí un Papageno pasado por el Caribe.